ExpoMilano2015_BiteIII

Este capítulo lo empezamos a la grande con quizá el pabellón más requerido por todos y que superó ampliamente cualquier record de asistencia, largo de cola y tiempo de espera.

Menos mal que estaba dividido en dos áreas, para una había que hacer cola y para la otra no, así que no pude evitar dar una ojeada. Y no me arrepentí: el olor que había ahí dentro (una especie de plaza de comidas con una escenario donde cantaba una geisha y donde invitaban a todos a probar los fideos soba) era tan pero tan japonés que me transportó inmediatamente a mis días de viaje en aquel país hace ya diez años. Y me hizo pensar en cómo por más que viajemos a un lugar, nos podemos llevar un souvenir, muchas fotos, videos con sonidos, algún que otro snack o ingrediente para cocinar en casa, pero el olor de un lugar jamás lo podemos embotellar o empaquetar, y lo podemos llevar con nosotros sólo en los recuerdos. Pero estos olores son indescriptibles, y sólo estar en el propio lugar o sentirlo tan perfectamente reproducido como lo estaba en el pabellón de japón nos puede hacer recordarlos y experimentarlos nuevamente. En fin, puedo decir que en pocos minutos viajé aromáticamente por Japón estando en suelo Italiano. Magnífico.

Expo 2015Japón_Expo 2015

Expo 2015

 Una pasada veloz por el de Marruecos, país que me encanta pero que tengo ya bastante trillado.

Expo 2015

Y llegamos a Turquía que es un mi país “espina” porque me muero de ganas de conocerlo pero cada vez que estoy pronta para comprar el pasaje sucede algo que me impide viajar (que la peste aviar, que el golpe de estado, que ataques terroristas…). El pabellón tiene una estructura más bien abierta con diferentes puntos de atención que se concentran en varios aspectos de la cultura turca.

Expo 2015

Expo 2015Japón_Expo 2015

Lo de las manos que ofrecen especias para oler me pareció una idea fantástica al inicio, hasta que me di cuenta de que implicaba poner mi nariz donde la habían puesto ya millones de personas así que decidí pasar de la experiencia y simplemente admirar la idea. Otros detalles eran realmente exquisitos.

Expo 2015

Después de una refrescada en las pérgolas vaporizadoras llegué a Estados Unidos que estéticamente hablando es muy estadounidense en el sentido industrial y anodino y desde el cual se podía apreciar el igualmente anodino pabellón de China Corp. OK, el “muro verde/vegetal” del pabellón USA se reconoce como gesto pero me esperaba algo un poco más original y vanguardista.

Expo 2015

Expo 2015

Yo empecé de atrás para adelante y visité primero la exhibición Fotoscape que incluía toda la imaginería yankee que bien conocemos.

Expo 2015

Después se pasa a la “gran sala” donde se ubicaban diferentes monitores con personalidades del food & beverage hablando de food & beverage como el ítalo-americano Tom Colicchio, conocido por el programa Top Chef (al menos en lo que a mí respecta).

Expo 2015Expo 2015

Meh.

El pabellón de Kuwait me hizo acordar a los viejos ejercicios de estructuras tensadas que hacíamos en la facultad y el de los tubérculos a que debo controlar mi consumo de carbohidratos.

Expo 2015Expo 2015

En el de Irán sentí la necesidad imperativa de detenerme, no solo porque es un país que hace años todo el mundo me viene diciendo que es fantástico y tranquilo para visitar, sino porque ofrecía sombra para refrescarse mientras aprendíamos un poco sobre el país.

Expo 2015

Expo 2015

Particularmente interesante era el jardín interior con diferentes hierbas que se usan en la cocina iraní, así como bustos de científicos y otros personajes ilustres de la salud y la alimentación que Irán como pueblo ha brindado a toda la humanidad.

Expo 2015Expo 2015

Para redondear la experiencia y terminar de dejarme con unas ganas locas de comprar un pasaje aéro a Irán apenas salida de la Expo, mostraban un video que explicaba cómo funcionaban los qanat o sistema de irrigación que aprovechaba las pendientes del terreno para fornir de agua a amplias extensiones de territorio sin el uso de bombas, sistema que eventualmente fue adoptado por pueblos a lo ancho y largo del mundo.

Velozmente pasé por Chile, reyes de la construcción en madera y antisísmica.

Expo 2015

La fachada del pabellón de Ecuador estaba hecha de miles de tubitos superfinitos de aluminio pintado que generaban el efecto cortina. Muy original y coloridotengo que admitir. Ecuador está sin dudas en mi lista de países a visitar antes de morir pero la cola era tan larga que tenía miedo de, justamente, morir esperando.

Expo 2015

En el de Alemania tuve que detenerme absolutamente por cuestiones sentimentales, cualquier cosa que me haga sentir vagamente que me encuentro en mi país-amor platónico para mí es digno de visita.

El pabellón en sí sigue la línea de las estructuras tensadas, con piezas a forma de pétalo muy similares a las del pabellón mejicano, pero lo que tenía este pabellón, como lo tiene toda Alemania como ningún otro país en mi opinión es la calidad de los espacios públicos. No es un pabellón al que se entra como se entra a un espacio cerrado, sino que es pabellón con diferentes “espacios de acontecimientos” como decía nuestro señor Koolhaas.

Expo 2015Expo 2015

Expo 2015

Durante el recorrido uno podía detenerse en puntos con información de las diferentes provincias alemanas. Poco didáctico si me preguntan a mí, el único punto débil.

Expo 2015

El de Austria cerrado y frío, lejos de representar f´sicamente los espacios y cualidades de la Austria que yo conozco, país madre de ciudades como Vienna y Salzburgo, joyas de Europa.

Expo 2015

Y ahora sí, llegamos a uno de mis preferidos y me emociono nuevamente de sólo recordarlo. Ay Slovenia, cuándo te conoceré? Tan cerca y tan lejos…

Expo 2015

Slovenia tendrá dos kilómetros de playa en el Mediterráneo, si acaso, pero el feeling playero que tiene vibra en la misma frecuencia que mi personalidad. Todo el pabellón se centra en Slovenia como país natural y para disfrutar al aire libre, promoviendo productos como la sal/arena (o arena salada o sal arenosa, todavía no terminé de entender), la simple agua de las montañanas o la miel. Un pabellón sencillo pero lleno de invitaciones a explorar y descubrir, especial para mentes curiosas como la mía.

Expo 2015Expo 2015

Expo 2015Expo 2015

I definitely feel love.

Otro de mis favoritos a pesar de ser un clásico pero que ganó por haberme sorprendido con la sencillez y genialidad de la idea, perfectamente ejecutada. Podría decir que Francia es uno de los pocos países que puede irse por la borda con todas las cosas que tiene para ofrecer en cuanto a comida y bebida, los temas de la Expo. Sin embargo decidieron trabajar con la simple idea de la despensa subterránea de las casas europeas, donde se deja fermentar o afinar el vino que se hace en casa, madurar los quesos y embutidos caseros o se almacenan los víveres para pasar el invierno. El segundo toque de genialidad fue el de asociar la despensa con la idea de la caverna, dándole un efecto más dramático y dinámico. Grande Francia.

Expo 2015Expo 2015

Expo 2015

Y termino este Bite con uno de mis absolutos favoritos, aunque conceptualmente bastante alejado del tema de la alimentación: Polonia. Etéreo, poético e intimista, un verdadero oasis dentro del hormigueo de la expo y permitía olvidar que se estaba rodeadio de miles de personas y con los ojos de todo el mundo encima.

En realidad la alimentación está subliminalmente presente en forma de cajones de manzana que son los que componen los muros exteriores del pabellón, dispuestos en forma tal que dan sensación de porosidad y levedad a toda la estructura.

Expo 2015Expo 2015

Luego de una parada para leer un poema de Wisława Szymborska entramos en un jardín interior llevado al infinito por las paredes espejadas. Representa un huerto de manzanas inspirado por la pintura “Weird Garden” de Mehoffer. Daba ganas de quedarse en ese lugar idílico, más allá del tiempo y el espacio, para siempre.

Expo 2015Expo 2015

En la planta inferior se dispuso un área interactiva, con una Bocca della Verità que volvía locos a los niños y unas vidrieras también interactivas al estilo con objetos artesanías polacas. Operando el vidrio como si de un touch-screen se tratara se podía encontrar información sobre los diferentes objetos.

Expo 2015Expo 2015

Nos vemos en el cuarto y último bite!

Advertisements

Deja aquí tu comentario

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s